¿En qué consiste la regularización de la pequeña propiedad raíz?

Inicio > Preguntas frecuentes > ¿En qué consiste la regularización de la pequeña propiedad raíz?

Respuesta:

Consiste en un procedimiento regulado en el Decreto Ley N°2.695 del año 1979 destinado a aquellos poseedores materiales de un bien raíz durante 5 años, a lo menos, mantenido de forma continua, exclusiva, sin violencia ni clandestinidad dicho inmueble, cuyo avalúo no exceda de 800 U.T.M. si es rural y 380 U.T.M. si es urbano, acreditando además que no existe juicio pendiente en su contra en que se discuta dominio o posesión del inmueble y que carezcan de un título de dominio inscrito a su favor en el Registro de Propiedad del respectivo Conservador de Bienes Raíces. Cumpliendo estos requisitos, los poseedores podrán solicitar ante la Subsecretaría del Ministerio de Bienes Nacionales que se les reconozca la calidad de poseedores regulares del inmueble y así quedar habilitados para adquirir su dominio por prescripción. Presentada que sea la solicitud se procederá a evaluar la admisibilidad de la misma. Un vez admitida a tramitación la Subsecretaría deberá enviar un oficio al Servicio de Impuestos Internos  a fin que informe sobre el nombre, rol único tributario y domicilio de quién aparezca como dueño del inmueble y un oficio al Servicio del Registro Civil e identificación para que informe sobre el último domicilio del que aparezca como dueño del inmueble. Hecho lo anterior, se notificará por carta certificada al supuesto propietario; se llevará a efecto una visita en terreno para la comprobación de los requisitos legales, para luego proceder a la aceptación o denegación de la referida solicitud. De existir aceptación de la solicitud, se procederá a realizar la publicaciones de la resolución que concede mediante dos avisos y fijación de carteles la solicitud. A falta de oposición de terceros, el Servicio podrá dictar una resolución ordenando la inscripción del inmueble en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces respectivo. El Derecho a oponerse a la solicitud de regularización, correrá dentro del plazo de 30 días hábiles contados desde la publicación del último aviso. Por otro lado, el ejercicio de acciones de dominio solo podrán interponerse dentro del plazo de un año, contado desde la fecha de inscripción del inmueble ante el Juzgado de Letras en lo Civil del territorio del inmueble.

Oyarce Abogados 2016 - Todos los Derechos Reservados
Sitio web desarrollado por Herbyn Toledo