¿En qué consiste el Cese de la Convivencia?

Inicio > Preguntas frecuentes > ¿En qué consiste el Cese de la Convivencia?

Respuesta:

En Chile, a diferencia de otros países, el divorcio solo puede ser decretado por un juez de familia, por medio de una sentencia y siempre que el o los cónyuges estén en condiciones de acreditar los hechos que la ley establece. Al respecto, cabe señalar que nuestra legislación contempla tres tipos de divorcio: divorcio de mutuo acuerdo; divorcio unilateral; y divorcio por culpa. Ahora bien, para que el juez declare el divorcio, tratándose de los dos primeros casos, deberá probarse  que ya ha transcurrido un período de tiempo desde el cese efectivo de la convivencia, esto es, al menos un año si es de mutuo acuerdo y mínimo tres años si es unilateral.

Para saber de qué forma se ha de acreditar, en definitiva, el cese efectivo de la convivencia, se debe tener en cuenta la siguiente distinción:

Si el matrimonio fue celebrado con anterioridad al 18 de Noviembre del 2004, no habrá limitaciones para los efectos de acreditar el cese efectivo de la convivencia, dada la libertad de prueba que el legislador permite. En la práctica, basta con acreditarlo mediante prueba testimonial donde quienes declaran dan cuenta que desde la fecha o época en que se produjo la separación de hecho de los cónyuges no ha existido reconciliación o reaunudación de la vida marital que haya interrumpido el plazo de un año si es un divorcio de mutuo acuerdo y de tres años si es un divorcio unilateral.

Por el contrario, si el matrimonio fue celebrado con posterioridad al 18 de noviembre de 2004, se deberá probar el referido cese de convivencia, ya sea, por un acta de cese firmada por ambos cónyuges en el Registro Civil o en una notaria por escritura pública. Si no hay acuerdo en esta materia, el cónyuge que firma el acta  deberá recurrir ante el Tribunal de Familia correspondiente a fin de solicitar la notificación de cese formal de la convivencia al otro. Sin perjuicio de lo anterior, si  el interesado no tiene ninguno de estos medios de prueba, podrá de todas formas acreditar el plazo mediante algún documento que dé cuenta de la existencia de un juicio de alimentos, relación directa y regular o cuidado personal, entre otros, ya que estos procesos judiciales presuponen que los padres se encuentran separados.

Por otra parte, es necesario advertir que respecto al cese efectivo de la convivencia, el legislador mira más al ánimo de separación de los cónyuges que a la separación material de los mismos. De esta manera, estaremos frente a un cese de la convivencia cuando deje de existir el ánimo de permanecer en matrimonio por al menos uno de los cónyuges, aun cuando entre éstos exista convivencia en un mismo lugar.

En definitiva, la importancia de determinar si el matrimonio fue celebrado antes o después del 18 de Noviembre de 2004 (fecha de publicación de la Ley N.° 19.947)  radica en que el legislador exige, para aquellos casos en que el matrimonio se haya celebrado con posterioridad, que el cese se haya realizado por alguna de las formas ya mencionadas, puesto que solo mediante estas se entenderá que ha comenzado a correr el plazo de un año para el divorcio de mutuo acuerdo o de tres años para el divorcio unilateral. En otras palabras, de no acreditarse mediante uno de los medios indicados por la ley, no se podrá obtener el divorcio, aún cuando los cónyuges lleven varios años separados de hecho.

 

Oyarce Abogados 2016 - Todos los Derechos Reservados
Sitio web desarrollado por Herbyn Toledo